En Sotuta, hacienda viva, creemos que las bodas son un ritual especial y único de nuestra vida civil y religiosa. Por ello es tan importante y esencial cuidar todos los detalles.

En Sotuta somos anfitriones por tradición, te brindamos lo que necesitas para que te entregues por completo a la experiencia. Servicios y logística que abarcan desde el cuidado y la preparación de quienes participan y de tus invitados, actividades y uso del tiempo libre, incluyendo hospedaje y alimentación, estacionamiento,  todo lo que puedas requerir, está ya contemplado, solo pregunta por nuestras opciones para que hagas de tu boda la historia más emotiva que se ha contado.

Cuando el tiempo narre los detalles de tu boda en la parroquia de Sotuta de Peón, hacienda viva, el relato de la gala y la emoción de la ceremonia civil en el edificio principal, incluirá el paseo en carroza, y el recuerdo de ese paseo, el ruido de los cascos de los caballos y el aroma del monte, o el viento en el rostro, traerá también el de la felicidad con que vinieron para sellar su compromiso. Y aquí estaremos para recibirlos otra vez.

Somos anfitriones por tradición...
boda trucks.png

 

 

 

 

 

 

 

Cada detalle de tu boda en Sotuta de Peón, les dará una razón para sonreír, para vivirla otra vez. Pasear por los caminos de la hacienda, o acostarse en una hamaca de nuestras habitaciones Deluxe para mirar juntos la impresionante vista a los planteles de henequén. Cuando pienses en tu boda, también recordarás los masajes en pareja y el baño en el cenote de agua cristalina, nuestro trato especial y lo bien que se sintieron, ustedes y sus invitados.

Momentos inolvidables...

... que se quedarán por siempre.

Te recomendamos la propuesta de boda del hacendado, que incluye el paseo en la carroza, el truck por los planteles de henequén, la cena especial, los masajes de pareja, la alberca, todos los servicios. Es algo especial e inolvidable estar en la casa principal donde se puede hacer la ceremonia civil, rodeado de jardines, con su veleta que mueve agua del cenote que, dicen las leyendas, está conectado con otros por brazos de agua subterránea que llegan hasta pueblos cercanos.

Imagina la sensación de estar rodeado de toda esa felicidad, en este exclusivo lugar. ¿Te gustaría el recuerdo siempre fresco del momento en que tú y tu esposa bajaron del calesín para caminar rumbo a la parroquia de la hacienda, mientras un cuarteto de cuerdas y el coro los recibían, celebrando con música el inicio de un nuevo ciclo en sus vidas? Esa historia también narra la felicidad de tus invitados y los tuyos, compartiendo ese momento sagrado, conviviendo en nuestro jardín para 600 personas, mientras se dejan consentir por nosotros.