Quedarse en Sotuta de Peón es una experiencia única de conexión con la naturaleza, a la vez que un portal al tiempo y a la historia. Nuestras 30 habitaciones, combinan la comodidad y el buen gusto; en cada detalle de la decoración y en la distribución de los espacios encontramos los rasgos más sutiles y distintivos de la arquitectura de las haciendas y de la tradicional casa maya.

Caminar por la villa, rodeada de árboles y de jardines es un gozo para tus sentidos, lo mismo que disfrutar desde la alberca del hotel ese inmenso mar verdoso de los planteles de henequén, cuyas texturas se pierden en la distancia y el horizonte.

Sea que visites la casa museo, en el edificio principal del casco, o pases el tiempo en alguno de sus jardines o en el silencio y claridad del cenote Dzul-Ha,  estarás conectado contigo, con los tuyos, con esta tierra maya llena de misterios que la brisa lleva de un rincón a otro y hacen de tu estancia en Sotuta de Peón,  una experiencia que repetirás cada vez que puedas con tu pareja, tu familia, tus amigos; o como un espacio de renovación, de silencio y retiro interior. Has de Sotuta de Peón,  tu casa en Yucatán.


Escápate y disfruta...

Conoce nuestros tipos de habitación