Bienvenido a Sotuta de Peón

Bienvenidos a Sotuta de Peón, hacienda viva. Estamos en el corazón de la antigua zona henequenera de Yucatán, en el municipio de Tecoh. Acompáñenos en una interesante travesía al pasado. El portal es la hacienda, sus planteles de henequén y su maquinaria funcionando al mismo ritmo que hace más de cien años, la casa museo que nos conduce a una época de esplendor en la historia, contada en cada punto de nuestro recorrido; su magnífico jardín y su veleta de viento que canta con el sonido del agua del cenote que está debajo de la casa y que se conecta, cuentan las leyendas, con el cenote Dzul Ha, espejo de agua fresca y cristalina.

La hacienda Sotuta de Peón, fue construida a finales del siglo XIX y en su arquitectura y sus acabados se admira la grandeza y la riqueza que caracterizaron a una época de esplendor económico y comercial al final del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Sotuta de Peón, hacienda viva, es producto de un amoroso proyecto personal de restauración iniciado por don Adolfo Lubke, hace ya 12 años. La hacienda y su maquinaria, su casa-museo, la identifican como un monumento histórico en el que hemos combinado el valor turístico y cultural con una vocación y una tradición de servicio que nos distingue como anfitriones.

En la casa principal así como en las habitaciones de la villa-hotel, a espaldas del casco de la hacienda, podemos admirar los hermosos diseños multicolor de los pisos de pasta, los detalles de mampostería y su herrería de época que nos capturan en un tiempo en el que se mezcla el presente con el pasado, en el que la historia está sucediendo ante nuestros ojos. Cada herramienta, cada pieza de la máquina desfibradora, cada parte del proceso en el que se realizan las mismas tareas desde hace más de cien años, es un legado del tiempo.

Cuando paseas por Sotuta de Peón, literalmente viajas en el tiempo, transportado en los trucks, nuestras plataformas de madera tiradas por mulas que transitan los caminos de rieles. Durante el tour, cuando el truck avanza entre los planteles, los henequenales se imponen con sus formas y texturas en grandes extensiones que proyectan en nuestra mirada un mar siempre verde, sobrevolado por pájaros y nubes vagabundas.

En ese paseo los visitantes llegan hasta la casa maya, una construcción típica en la que somos recibidos por don Antonio, un abuelo lleno de historias y leyendas. No es todo, en este punto, después de visitar la hacienda, conocimos la fábrica y todas sus estaciones de producción en la que se transforma la planta en fibra textil de henequén; conociste con tu familia el edificio principal y visitaste la casa museo; el tiempo y el espacio se transformaron ante tus ojos al ver funcionando ese legado de una época de la vida en Yucatán.

Luego te subiste al truck y has paseado entre los henequenales, al calor del día, experimentando con plenitud las emociones del viaje, que preparamos para que te sientas contento, tranquilo, lleno de vida, en el estado perfecto de comunicación con tu familia, con tu pareja, contigo mismo.

Cuando vengas con nosotros, te llevaremos de paseo por los planteles de henequén antes de llegar al cenote Dzul ha, donde podrás mirarte en la superficie del agua como al espejo y nadar en sus aguas frías y cristalinas, sanadoras, que te dan la bienvenida al corazón de la tierra en donde el agua corre bajo nuestros pies. Toma un momento para darte un refrescante chapuzón al final del paseo; en Dzul ha, podrás nadar con toda seguridad en sus frías aguas filtradas entre las rocas.

Si haces del Tour a Sotuta tu paquete destino, la terraza de nuestras habitaciones Deluxe, y un remojón en su alberca privada mientras degustan un vino o un aperitivo de licor de henequén, es un excelente final de aventura, antes de una cena gourmet en tu habitación. Claro, estás en Sotuta, hacienda viva, tu casa en Yucatán.

¡Bienvenidos a la Hacienda Sotuta de Peón!


Un recorrido que disfrutarán...

Conoce nuestros diferentes tours: